Lo único que necesitas hacer para tomar riesgos



Si hay algo que me gusta de tomar riesgos es el hecho de poder crecer. Tanto en mi vida personal, como en mi empresa, tomar riesgos me ha permitido expandir increíblemente mis horizontes.

Me encanta poder ver hacia atrás y celebrar esas decisiones que alguna vez tomé y me hicieron más fuerte, más valiente, más consciente.

Soy feliz volviendo hacia esos momentos de cuestionamiento para decirme cosas como: "lo hiciste muy bien", "estoy orgulloso de ti", "es la mejor decisión que pudiste haber tomado", "te amo", "te felicito".

No obstante, lo que no me gusta de tomar riesgos es no tener la garantía de que van a funcionar. Estar en ese punto donde mis inseguridades despiertan, mis miedos gritan y mis limitaciones insisten en tomar el control, es algo que detesto. Me descubro buscando las formas de evitarlo, pero de mis continuos viajes a mi interior llega un momento en donde siento que ya es momento. La llamada del cambio...

Crecer es algo opcional, nunca obligatorio.

"Otra vez estamos aquí, Randy. No sabemos lo que va a pasar, no sabemos si esta será una buena decisión; aquí estamos de nuevo en este mismo sitio", me digo después frenar mi propio saboteo.

En un intento de conectar con mi valentía, recuerdo los momentos de mi pasado en donde estuve exactamente en ese mismo lugar. Resulta ser que estuve allí muchas veces, muchos días, teniendo esas dudas y esos mismos comportamientos. Hoy sé que todo fue parte de mi proceso de cambios y transformación, plasmado en mi autobiografía La magia me trajo hasta aquí.

"Encontrar consuelo en nuestros comportamientos oscuros ya no es una opción, Randy. Es tiempo de actuar como el adulto consciente que eres", le he dicho y le seguiré diciendo miles de veces a esa parte de mí que está buscando compañía.

Compañía. No de soledad, sino de distracción ––como cuando haces miles de cosas para no tener el tiempo de ver lo que necesita de tu acción y atención––.

Si tengo miedo es porque el cambio está llamando a mi puerta. La felicidad es un lujo y yo ya no tengo el mínimo interés en ser mediocre. "Si volví de nuevo a este punto es para avanzar, no para retroceder", me digo.

No tendré la garantía de que esta decisión me dará los resultados esperados, pero tengo la certeza de que ya yo no quiero más esto. Si estoy considerándolo es, entonces, porque esta es la verdadera puerta de salida. Las otras vías son solo los botones fáciles de olvido temporal y distracción, el círculo vicioso de ser lo que ya no quiero ser.

Mi herramienta eterna para tomar riesgos es acompañarme.

Acompañarme.

Acompañarme a crecer.

Acompañarme a acompañarme.

Acompañarme si funciona.

Acompañarme si no funciona.

Acompañarme si me caigo.

Acompañarme y hacer que funcione.

Acompañarme y dejar que no funcione.

Acompañarme.

Cuando no nos acompañamos buscamos compañía en los lugares más inadecuados, buscamos la aprobación de otros, les entregamos la responsabilidad de nuestras vidas, les echamos la culpa de nuestras caídas, les cedemos nuestro poder, nos quedamos estancados.

Podemos estar rodeados de información valiosa y de personas expertas y maravillosas, pero al final somos nosotros quienes dormimos y despertamos con nosotros. Somos nosotros quienes conocemos todo de nosotros.

Tú sabes lo que haces para frenarte.

Tú sabes lo que haces para sabotearte.

Tú sabes lo que haces para juzgarte.

Tú sabes lo que haces para no crecer.

Tú sabes lo que te hace feliz.

Tu crecimiento es opcional, no obligatorio.

Toma conciencia de lo importante que es acompañarte y dejarte acompañar en tu crecimiento. Estos momentos de tu vida están forjando los momentos que están por venir. ¡No los desperdicies!

Al final, no podrás experimentar crecimiento si no tomas ningún riesgo. No podrás celebrar tus logros ––ni levantarte de tus caídas–– si no mantienes una gran relación contigo, dentro de ti.

He logrado tener una gran relación conmigo y he acompañado a cientos de otros a lograrlo también. Puedo acompañarte a lograrlo tú también aquí.

Por tu magia,

Randy


Adquiere mi libro

y recibe una conferencia GRATIS

¡ Disponible en tu país!

Más información


SESIONES PRIVADAS
Comienza
a conectar con la magia que tienes en ti
Más inspiración para ti.
Continúa leyendo...